Cada año miles de personas en el mundo enferman de leucemia. La Fundación Josep Carreras contra la Leucemia nació en 1988 con la intención de contribuir a encontrar una curación definitiva para esta enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Una vez restablecido de su enfermedad, Josep Carreras creó la Fundación para agradecer la ayuda de la ciencia así como las múltiples muestras de afecto recibidas. La Fundación concentra sus esfuerzos en las siguientes áreas básicas:

Hasta que la curemos, no pararemos

La Fundación ha invertido desde su creación más de 150 millones de euros en proyectos de investigación. En 2010 nació el Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras (IJC) de la mano de la Generalitat de Catalunya y de la Fundación Josep Carreras. El IJC cuenta con 3 campus científicos en funcionamiento:

  • El Campus Clínic-UB, situado en las instalaciones de la Facultad de Medicina de la UB y del Hospital Clínic de Barcelona.
  • El Campus ICO-Germans Trias i Pujol de Badalona, situado en las inmediaciones del Hospital Universitari Germans Trias i Pujol y su Fundación de Investigación, la Unidad Docente Germans Trias i Pujol de la UAB y el Instituto de Medicina Predictiva y Personalizada del Cáncer (IMPPC).
  • El Campus St. Pau, situado en el entorno del Hospital de St. Pau, la Facultad de Medicina de la UAB y el Instituto de Investigación Biomédica St. Pau.

Hasta encontrar un donante compatible para todos los pacientes, no pararemos

Para que ningún paciente se quede sin una oportunidad de curación por no disponer de donante de médula ósea compatible, en el año 1991 la Fundación creó el REDMO (Registro de Donantes de Médula Ósea). Gracias a esta iniciativa, los pacientes españoles pueden acceder a más de 25 millones de donantes de médula ósea y unidades de cordón umbilical disponibles en todo el mundo. Desde sus inicios, gracias a la labor de REDMO, más de 6.800 pacientes de España y del extranjero han podido recibir un trasplante.

Seguiremos IMPARABLES intentando mejorar la calidad de vida de los pacientes

La Fundación ofrece un servicio gratuito de asesoramiento médico así como alojamiento para pacientes con recursos económicos limitados que deben trasladarse lejos de su domicilio para recibir un tratamiento prolongado.

Todo su esfuerzo persigue un único objetivo: que la leucemia sea, algún día, una enfermedad curable en todos los casos.